Autor: Victor

Cómo se cultiva el grano de arroz

Cómo se cultiva el grano de arroz

En los numerosos estudios sobre el origen del arroz es de especial trascendencia los realizados por D. José Aranguren y D. Rafael Bort que han aclarado numerosos puntos controvertidos sobre este cereal y su historia y desarrollo.

El arroz es el fruto en grano de la planta del arroz que es una gramínea  herbácea anual.

Es el cereal más extendido en el mundo y se cultiva en los cinco continentes en zonas pantanosas y de climas templados.

Es la base de la alimentación de millones de personas en Asia y América

El cultivo del arroz se remonta a los primeros tiempos de la humanidad.

En el año 2700 A.C. ya existe constancia en China de su cultivo, también en la India y en la isla de Java hay testimonios de su antigüedad.

Existen variedades de arroz chinas con una antigüedad de 9000 años y otras hindú y japonesa de 3900 años.

Estas variedades son las que predominan en el mundo aunque se han llegado a clasificar más de 40.000 variedades.

Su origen se encuentra en las zonas bañadas por el mar de la China, bien sea India, China, Filipinas, Java etc., pero siempre en la desembocadura de los ríos asiáticos.

Posteriormente pasó a países de Oriente como Etiopía y Egipto.

Debido a las relaciones entre Macedonia y la India por Alejandro Magno, el arroz se difundió por la Europa meridional, Grecia y los países mediterráneos.

El nombre de arroz tiene su origen en el griego oruza, que pasó al latín con el nombre de oriza y fue adoptado por los árabes con la denominación de eruz y en la península ibérica con el de arroz, a lo largo del siglo VIII.

Desde España pasó al norte de Italia con el nombre de riso.

En España los primeros ensayos del cultivo de arroz tuvieron lugar en Andalucía pero las mareas del Guadalquivir no dieron los resultados previstos para su cultivo.

Otro de los problemas que tuvo que superar el cultivo fue la creencia de ser el origen de algunas enfermedades entre ellas el paludismo.

También se plantó el arroz en la ribera del Júcar y en las zonas de la Albufera siendo un éxito el cultivo en dichas zonas hasta el punto de aparecer  referencias de la época de la Reconquista de molinos arroceros.

El tabú existente en el cultivo de este cereal viene porque es una planta acuática que se cultiva en terrenos pantanosos, donde el calor hace que se produzcan vapores fétidos que hacen propagar las enfermedades.

Los Jurados de Valencia y varios reyes a lo largo de la Edad Media prohibieron su cultivo  en las zonas próximas a las ciudades y llegando a castigar  a quien no cumpliese la orden con la pena de muerte.

A pesar de ello se siguió cultivando  y las nuevas disposiciones solo se limitaron a establecer normas a las que había que ajustarse para su cultivo.

Cuando la ciencia descubrió la causa de las fiebres, demostró que si el arroz se cultiva de acuerdo a normas higiénicas, reduce el paludismo hasta llegar a extinguirlo.

Actualmente en España hay varias zonas de cultivo del arroz siendo la más importante la del delta del Guadalquivir, aunque no se debe de olvidar todas las comarcas en las  que se produce arroz y que cultivan variedades autóctonas que son muy apreciadas.

Entre ellas cabe destacar: El delta del Ebro, la albufera de Valencia, la zona de Calasparra etc.

Todos estos cultivos dan lugar a numerosas especialidades gastronómicas  que teniendo como base el arroz producen platos de fama universal.