Enrique Mendoza

Enrique Mendoza

En el restaurante D´Altea después de casi tres años intentando llevar al máximo nivel nuestra combinación de gastronomía levantina con los grandes vinos, llegamos a un punto muy interesante, en donde no es suficiente nuestra formación como integrantes del equipo, si no que queremos transmitir y hacer partícipe a nuestros clientes, de nuestra pasión por los vinos.

En nuestra carta, siempre nos ha fascinado trabajar con algunas referencias de esta bodega. Situada en la D.O Alicante, es el referente de la zona. El proyecto nació a finales de los 70 , cuando Enrique Mendoza se interesó en profundidad por la enología, hasta que decidió continuar la tradición de la Marina Baixa de producir vino para el consumo familiar. Hoy esas primeras plantaciones se han convertido en dos bodegas, una de crianza en Alfaz del Pi, y otra en Villena (finca el Chaconero).

Este mes de diciembre en el que estamos rodeados de grandes eventos con familiares y amigos, desde el Restaurante d’Altea hemos querido organizar una cata con las bodegas Enrique Mendoza.

En nuestra velada, podremos degustar tres referencias con las cuales queremos intentar abarcar la gama más variada posible que encaje con nuestra gastronomía.

Empezando por uno de sus blancos más valorado el Chardonay Fermentado en barrica. Este vino se fermenta a baja temperatura (16 grados) en barrica allier de roble francés permaneciendo con sus lías y levaduras.  Así mantiene los aromas más importantes del Chardonay pero le acompañan unos toques ahumados proporcionados por la barrica nueva. Es un equilibrio perfecto entre acidez, grado alcohólico y barrica.

Continuaremos la cata con Enrique Mendoza  Shiraz. Uno de sus vinos más llamativos, debido a sus colores y aromas. Este monovarietal, nos muestra una capa alta, colores rubí que incitan a beber este vino que fue criado durante 13 meses en barrica de roble francés y aun así esa madera no nos estorbara para apreciar su finura.

El tercer vino que cataremos, dentro de esta parte de la experiencia, es uno de nuestros vinos favoritos, el Enrique Mendoza Cabernet-Shiraz. El perfecto ensamblaje de estas dos uvas a un 70-30 y una crianza de 15 meses en su última añada puesta a la venta, nos da paso a un vino más complejo ideal para acompañarnos en comidas más grasas, nunca quedándose atrás. Siempre presente esa agradable fruta, pero denota madurez, aroma y densidad.

Y para cerrar este evento con un final más que dulce, la bodega nos invita a probar un vino, que puede no ser tan conocido pero es perfecto para acompañar ciertos momentos especiales, El Moscatel de la marina. Este vino se elabora con variedades de la uva Moscatel de Alejandría, que es la única cepa capaz de vivir a menos de 10 metros sobre el nivel del mar, de ahí esos matices salinos y muchísimas notas a flores, que se consiguen embotellando el vino rápidamente tras su fermentación.

Solo queda añadir que, siguiendo una nueva línea en el Restaurante d’Altea, os invitamos el próximo miércoles 10 de diciembre a disfrutar de una cata organizada por la distribuidora de estos vinos, Distribuciones Exclusivas Navarro y maridada por el Restaurante d’Altea, contaremos con un número de plazas limitado para este evento. Si quieren participar pónganse en contacto con el Restaurante a través del teléfono 91 679 58 80 o del correo electrónico info@daltea.es


Empresas del grupo